>> Formas de exigir respeto en el trabajo

Haz saber a las personas de to oficina que quiere ser tratado con respeto, independientemente del cargo o situación. Si tiene miedo de decirlo explícitamente, al menos hazlo entender de manera cordial. 

Una de las maneras más fáciles de ganarte el respeto de todos en el trabajo es mediante la demostración de tu valor. Reconoce tus habilidades y trata de hacerte cargo de todas tus tareas de manera profesional e incluso; si tienes tiempo; puedes realizar algunas otras actividades que no son realmente tu responsabilidad.

Interactúa con tus compañeros

A pesar de que te consideres una persona solitaria; si realmente quieres sentirte apreciada y respetada por tus colegas debes interactuar con ellos más a menudo y preocuparte por lo que tengan que decirte. Toma un interés genuino de lo que te comenten; sé una buena oyente y conviértete; básicamente; en alguien en quien puedan confiar.

Mientras estés dentro del ámbito laboral; trata de ser siempre discreta y evita involucrarte en cualquier forma de chisme. Nadie respeta a quien está en entredichos con otros. Consigue que la gente mantenga su confianza depositada en ti.

A veces no tenemos ganas de sonreirle a nadie por cualquier motivo. Sin embargo; mantener una sonrisa en el rostro en todo momentote hará parecer una persona más accesible y amigable; y esta actitud te ayudará a fomentar un mejor ánimo entre tus compañeros de trabajo.

La competitividad en el trabajo suele ser feroz por estos días, pero eso no es excusa para intentar conseguir una mejora a costa de algunas actitudes que podrían mermar tu propia dignidad. Actúa siempre con prudencia; y respeto a ti misma y haz que tu labor y esfuerzo hablen por ti.

Demuestra que eres importante

Una de las maneras más fáciles de ganarte el respeto de todos en el trabajo es mediante la demostración de tu valor. Reconoce tus habilidades y trata de hacerte cargo de todas tus tareas de manera profesional e incluso; si tienes tiempo; puedes realizar algunas otras actividades que no son realmente tu responsabilidad.

Volver al inicio